.comment-body { background: #FFFFFF; color: #000000; }

Mis novelas



¿Por qué ciencia ficción?
Me apasiona el futuro. Creo que yo seré como mi abuelo, quien decía: lo único que sentiré al morirme será no ver las cosas maravillosas que se van a hacer. Por desgracia no lo conocí. Supongo que también el haber estudiado una carrera de ciencias lo marca a uno, pero en verdad lo que más ha impulsado mi imaginación y me fascina, son las nuevas teorías de la mecánica cuántica, los estudios sobre el funcionamiento del ADN, como estos están íntimamente relacionados con la metafísica y como empiezan a dejar entrever que aquello que creíamos imposible o directamente "esotérico", quizás no lo sean tanto.


Mi estilo

¡Que difícil es escribir sencillo!

Cuando me puse a crear mi primera novela pensé ¿Cómo debo escribir? Entonces, otra vez la "casualidad", puso en mis manos un libro que desde aquel instante sería mi biblia personal como escritor, ese libro es: Mientras escribía, del maestro Stephen King. ¿Que aprendí de él? Muchas cosas: no pretender ser lo que uno no es, no perderse en un mundo de descripciones si estás no van a aportar nada a la trama, que tus personajes hablen y se comporten como personas reales, huir de los adverbios terminados en -mente... esto último es un consejo realmente mágico, si no me creéis probad a escribir un texto usándolos y volverlo a escribirlo pero eliminado los -mente.

Al principio me costó aplicar parte de esta guía del escritor que hice mía. El ego y la vanidad son difíciles de domesticar y uno quiere demostrar que sabe escribir, que sabe hacer frases redondas, grandilocuentes, que conoce las herramientas literarias, que las aplica todas y así ganar reconocimiento. La trama estaba bien, pero algo no encajaba, y eso me lo hizo ver mi lectora especial: mi mujer. Ella, tras horas de leer y releer los primeros capítulos del El Despertar de Helios,  me hizo darme cuenta de que mi ego de escritor estaba introduciendo adornos literarios que sacrificaban la fluidez de la trama... y tenía razón.

Ese día me di cuenta que esos adornos literarios, tan redondos y perfectos en obras de literatura o en otros géneros novelescos, no encajaban en las historias que yo quería contar. Me marqué a sangre y fuego el sacrificar siempre mi ego por el bien de la trama y del mensaje que quería transmitir.

No busquéis literatura en mis novelas, no la encontraréis. Mi estilo es muy directo, con pocas florituras, ninguna descripción gratuita o brindis al Sol. Huyo del relleno, no escribo nada que no deba ser escrito y debáis leer. Pretendo que cuando leáis un libro mío no os aburráis, que no os saltéis párrafos porque nada os aportan o porque es una lectura pesada. Y sobre todo, muy por encima de todo, en mis novelas siempre trato de mantener la tensión lectora, que queráis saber qué ocurre dos páginas más allá, que cuando descubráis una cosa siempre tengáis otra por descubrir. Mi objetivo, es que mis historias os apasionen como a mí lo hacen y que no queráis desprenderos del libro de vuestras manos aunque sean las dos de la madrugada.

Mi buen amigo Raúl, me dijo una frase que me halagó, que me hace pensar que lo he conseguido y que visualiza muy bien mi estilo: "Tu libro se lee como el que come pipas". Si lo he conseguido o no, vosotros lo juzgareis.


Mis novelas

En mi cabeza he imaginado una historia, que iré narrando a lo largo de muchas novelas. En apariencia, sobre todo entre las tres primeras y éstas con el resto, no habrá relación alguna, pero ya os adelanto que la hay. En verdad cada libro se podrá leer por separado, sin necesidad de leer el anterior, a excepción del tercero, donde los personajes (que no la trama) serán... bueno, mejor ya lo leeréis ¿no? Pero cada uno de ellos sólo serán una pieza del gran rompecabezas, que se desvelará en un libro final, dentro de.... unos cuantos libros más. Dejadme que sea malo, pero me temo que tendréis que esperar.

No os preocupéis, no dejaré finales abiertos y sin resolver hasta el siguiente libro, las historias parciales empezarán y terminarán. Las tramas se resolverán en su totalidad, pero...
 y eso es trabajo vuestro, no quiero daros demasiadas pistas, habrá en cada libró pequeños detalles que quedarán sin resolver. Quizás algún lector se dé cuenta, vea algo sin continuidad y sin explicación y piense: "vaya, ¡lo he cogido en un fallo!", quizás sea así... ¿o no?

En mis novelas también encontraréis gran parte de mí, de como soy, de lo que pienso de la vida y algo de ciencia y metafísica. Pero solo pinceladas, esbozos de mi forma de ver la vida, no os quiero aburrir con filosofía que en un principio sólo me sirve a mí. A aquellos lectores que les pueda interesar mis pensamientos y quieran compartir los suyos para enriquecernos mutuamente, tienen este blog, donde hablaré de aquellos temas que me apasionan.

Con mis novelas espero conseguir que aunque sea sólo por unos instantes, olvidéis todas las preocupaciones de la vida. Si lo consigo al menos con algunos de vosotros, seré feliz.