.comment-body { background: #FFFFFF; color: #000000; }

viernes, 6 de enero de 2023

Las brujas de la noche


Antes de continuar con la serie de artículos relacionados con el ocultismo en el III Reich, quiero hablaros de la increíble historia de unas mujeres que se convirtieron en la peor pesadilla para las tropas nazis: Las temidas pilotos soviéticas conocidas como: Las brujas de la noche y que son protagonistas de mi nueva novela.


Sirva de antecedente que las mujeres tuvieron un papel muy importante en todos los frentes durante la II Guerra Mundial, pero su participación fue especialmente importante en el frente oriental, aunque su contribución ha sido obviada o minusvalorada en demasiadas ocasiones. Con este artículo quiero poner en valor su coraje. Su presencia no fue única en los regimientos femeninos de bombardeo, que quizás... o no, sea la más conocida. Todos hemos oído hablar del famoso francotirador Vasili Záitsev, que tan magistralmente interpretó Jude Law en Enemigo a las puertas, pero nadie conoce a la ucraniana Liudmila Pavlichenko, cuyos números fueron superiores: 245 oficiales abatidos de Vasili frente a los 309 de Liudmila y los 11 francotiradores abatidos por Zaítsev frente a los 36 de Pavlichenko. Tampoco casi nadie conoce a Aleksandra Samusenko, quien al mando de su tanque T-34 partió hacia el frente, convirtiéndose en una de las comandantes de carro de combate más fieras desde Stalingrado hasta la batalla de Pomerania (donde fallecería) pasando por la batalla de tanques del Kursk, donde recibiría la más alta condecoración por dirigir una compañía que logró destruir tres tanques Tigre I a los que se consideraba invencibles. 



Liudmila Pavlichenko

Aleksandra Samusenko


Lidia Litviak

Nadie nos ha contado tampoco que, ante la falta de hombres en la retaguardia, muchos de los regimientos antiaéreos soviéticos estaban formados por mujeres, como toda la defensa aérea de Leningrado durante su asedio o el famoso regimiento 1077, que defendió la fábrica de tractores de Stalingrado del asalto alemán, teniendo que retirarse no sin antes haber destruido 83 tanques. O como Lidia Litviak, conocida como la Rosa Blanca de Stalingrado, y su compañera Katia Budánova se convirtieron, como pilotos de cazas, en ases de la historia de la aviación mundial. Con solo 21 años de edad, Lidia lograría doce victorias en solitario y de dos a cuatro compartidas, manteniendo hasta el día de hoy el récord de derribos en combate real a manos de una sola mujer. 


Pero, ¿Cómo llegan estas mujeres a combatir en primera línea? Tras la Revolución de Octubre en 1917 y la toma del poder por parte de los comunistas, estos se encuentran con un país que vivía casi en su totalidad en la edad media. Los planes draconianos de Stalin para la industrialización del país hicieron que no se pudieran permitir que las mujeres quedaran fuera de las universidades o prescindir de ellas para los puestos técnicos. Muchas mujeres, de origen humilde, vieron la oportunidad tanto en la educación como en el campo de la aviación, que es la parte que nos ocupa en este artículo, un modo de prosperar y sacar a sus familias de la miseria. Muchas mujeres se hicieron pilotos de transporte, de acrobacias o de avionetas fumigadoras de campos, acumulando una enorme cantidad de horas de vuelo al llenarse de mujeres los clubs aéreos.


Marina Raskova

La más conocida de ellas sería Marina Raskova, quien será fundamental en la creación de los tres regimientos aéreos femeninos a los que más tarde los alemanes apodarían las brujas de la noche. Marina se convertiría en la Amelia  Earthart de la Unión Soviética, y se haría famosa en 1938 por sus vuelos de larga duración, el primero de más de 3000 kilómetros desde Sebastopol hasta el Ártico y el segundo de 6000 kilómetros desde Moscú hasta el Pacífico. Aunque el segundo no logró tener éxito, pues tuvo un accidente en plena Siberia que casi le cuesta la vida, sus hazañas se hicieron legendarias, logrando Marina ser declarada Heroína de Unión Soviética y convirtiéndose en amiga personal de Stalin, hecho como veremos, será fundamental para que las mujeres luchen como pilotos.


Ya en 1941, con los alemanes avanzando por toda la Unión Soviética, la necesidad imperiosa de disponer de una potente aviación se hizo más que evidente. Hombres y mujeres dispuestos a convertirse en pilotos no faltaban, pero los soviéticos no disponían de tantos aviones como pilotos. Como era de esperar y a pesar de que los aviadores masculinos tenían mucha menos experiencia que las mujeres, los aviones de combate fueron puestos en manos de hombres. Pero hubo un hecho que lo cambiaría todo. Masha Dolina, a quién podéis ver en la portada de la novela, era instructora en un club de vuelo que iba a ser capturado por los alemanes en su rápido avance hacia Moscú. El coronel a cargo del aeropuerto ordenó destruir todos los aviones, pero Masha se negó. No iba a permitir que su querido avión Polyakov U2, que luego tan popular harían las brujas de la noche, fuese destruido. Tras varias amenazas de denunciarlo a sus superiores por abandonar material de guerra, logró convencerlo de qué, si lograban volar de noche los aviones y ponerlos a salvo, pensaría en dejarla ser piloto de combate. Masha y el resto de mujeres del aeródromo, en una acción sin precedentes, salvaron los aviones llevando y aterrizando los aparatos al otro lado del Dnieper en completa oscuridad.


Esta acción no pasó desapercibida y Marina Raskova la usó para convencer a Stalin que le dejara crear tres regimientos aéreos completamente femeninos, inicialmente denominados: El 586º de caza y los 587º y 588º de bombardeo nocturno. Masha Dolina, sería requerida por Marina para dirigir el 588º Reg de bombardeo nocturno, algo que no le gustó en absoluto, pues estaba a punto de convertirse en piloto de caza por su hazaña, pero finalmente entendió que Raskova necesitaba a las mejores. Los inicios de estas mujeres en la guerra no fueron fáciles, el alto mando ni tan siquiera había pensado en sus uniformes, que les venían enormes por ser de hombres. A pesar de ello, cuando los alemanes se encontraban a menos de 150 kilómetros de Moscú, partieron al frente cantando una canción:


“Adiós Moscú querido. Parto a expulsar al enemigo…”


Sus aviones eran los anteriormente mencionados Polyakov U2, aeronaves biplaza usados para instrucción y más propios de la I Guerra Mundial que de aquella contienda, pues estaban hechos de unas pocas barras de aluminio, mucha madera y tela. Las propias pilotos los llamaban las máquinas de coser por su característico ruido de motor de taca-taca-taca-ta de las tricotosas. Pero eso no impidió a estas valerosas mujeres, todas voluntarias y muy jóvenes, la mayor de ellas apenas tenía de 23 años, en convertirse en la peor pesadilla del ejército alemán en cualquiera de los frentes. La camaradería entre estas mujeres fue lo que hizo de estos regimientos la unidad de combate de élite que fue. Habían chicas instruidas: Matemáticas, físicas, químicas, mujeres sin estudios pero muy hábiles en otras materias y unas a otras se enseñaban sus conocimientos entre misión y misión.



Pero, ¿Cómo llegan estas mujeres a tener esa fama? Tenéis que pensar que tipo de aviones pilotaban, se llamaban bombarderos pero ni tan siquiera tenían bodega de carga. Sólo disponían de dos bombas bajo las alas y todas las bombas que la copiloto del avión podía subir a su regazo. Con tan endebles aviones, solo les quedaba que actuar de noche, pues de día eran un blanco demasiado fácil de derribar y su merecida fama se la ganaron por su forma de atacar. Volaban de noche y a pocos kilómetros de su objetivo, apagaban los motores, planeaban, lanzaban sus bombas y encendiendo los motores remontaban el vuelo. ¿Os imagináis el terror de los alemanes? No se las veía, no se las oía, pero desde la profunda oscuridad de la noche, mujeres volando sobre lo que era poco más que una escoba, los destrozaban con sus bombas.


No es de extrañar, que los alemanes las llamaran nachthexen, brujas de la noche y que les tuvieran pavor, tanto, que a cualquier alemán que derribara una "bruja" le concedían la máxima condecoración: La Cruz de Hierro. Sirva de ejemplo, los comentarios que dejó sobre ellas uno de los ases de la aviación alemana, Johannes Steinhoff:


Nos era simplemente incomprensible que los pilotos soviéticos que nos daban tantos problemas eran, de hecho,... mujeres. Estas mujeres no le temían a nada: venían noche tras noche, en sus destartalados aviones, impidiéndonos dormir…


Espero que con este artículo se haga un poco más de justicia a las mujeres que en tantas facetas y a lo largo de toda la historia han sido tan poco reconocidas y que todos aprendamos a interesarnos e ir un poco más allá de lo que se nos suele contar en la mayoría de los libros, pues quizás nos estemos perdiendo historias fabulosas que merecen ser conocidas y contadas.




martes, 20 de diciembre de 2022

Entrevistas radiofónicas

Plaza Radio
Este jueves 22/12/2022, de 19:40 a 20 me entrevistan en la radio, en el programa La Palestra de Joseca Arnau de Plaza Radio, en la 99.9 de la FM, para hablar de mi nueva novela: "Las brujas de la noche". Si os interesa, ya sabéis .


En este link podéis escuchar el programa en directo (pulsa en la imagen):




Valencia Capital Radio

El lunes 26/12/2022 me a partir de las 12 horas (Hora peninsular de España), tengo otra entrevista radiofónica en Valencia Capital Radio con Abel Martí para hablar de mi nueva novela: "Las brujas de la noche". Así que si os interesa, ya sabéis. El programa lo podéis escuchar en la 94.5 de la FM o por web en el siguiente enlace (pulsa en la imagen)



viernes, 11 de noviembre de 2022

Presentación Nuevo Libro: Las Brujas de la noche


Me alegra comunicaros que, tras muchos años de esfuerzo, a finales de noviembre, mi actual editorial: Sargantana, publicará y sacará a la venta mi tercera novela: Las Brujas de la noche.


La novela está ambientada en los últimos meses de la II Guerra Mundial. La protagonista: Anya, una de las famosas pilotos soviéticas de bombarderos nocturnos conocidas como Las brujas de la noche, se verá inmersa en la Operación Soviética para capturar las armas secretas y a  los científicos nazis. 



La presentación de la novela será el jueves 24/11/2022 a las 19:00. Os dejo la invitación por si os interesa asistir.



jueves, 8 de septiembre de 2022

Misticismo en el III Reich: Conexión Templaria

 Con este, empiezo una serie de artículos en los que trataré que el lector tenga una noción, al menos básica pues el tema da para varios libros, de cómo las sociedades esotéricas y ocultistas asociadas al nazismo moldearon su ideología y ayudaron a Hitler a tomar el poder. En esta primera entrega navegaremos en las influencias que las sociedades pseudo-templarías tuvieron en el partido nazi, creo que os sorprenderéis.



Por artículos anteriores muchos ya conoceréis que las SS fueron concebidas en buena parte como una orden de caballería. Himmler era un apasionado de las leyendas artúricas, entre ellas el poema épico del siglo XIII de Eschenbach, quien nos narra las aventuras del legendario caballero de la mesa redonda del rey Arturo: Perceval, y su búsqueda del grial. Fueron varias sociedades medievalistas y sus miembros, muchos de los cuales ingresaron en las SS, los que inspiraron la conformación del  partido nazi y de su sección más ocultista: La Ahnenerbe. Fue esta influencia la que hizo que se estableciera en el castillo de Wewelsburg la sede de esta nueva orden de caballería, en la que existía por deseo del mismo Himmler, una mesa redonda donde despachaba con los oficiales de mayor rango de las SS como si de Arturo se tratase. Algunas de las expediciones de la Ahnenerbe y de las que hablaremos en próximos artículos, también estuvieron dirigidas y promovidas por estas sociedades, entre ellas las que llevó a cabo Otto Rahn en el Languedoc francés en busca del grial en tierras cátaras.



Sabemos que Hitler no estaba muy de acuerdo con algunas de las posturas de la Ahnenerbe, en especial rechazaba de plano aquellas teorías sobre el pasado grandioso del pueblo germano pues las evidencias arqueológicas demostraban una y otra vez que la civilización germana, a diferencia de lo que aseguraban las SS, distaba en mucho de civilizaciones antiguas como la griega, la romana o la egipcia. La insistencia de Himmler en realizar excavaciones, algunas de ellas incluso falsificando los objetos encontrados, bajo el punto de vista de Hitler dejaba en muy mal lugar a Alemania. De hecho, en un discurso público criticó tan duramente estas acciones de la Ahnenerbe que dio lugar a la destitución de Hermann Wirth, su primer director, para ser sustituido por alguien con mayor prestigio académico y digamos, menos fantasioso: Walther Wüst. ¿Pero opinaba el Führer lo mismo sobre la creación de una orden de caballería? Pues parece que si. Hay varias declaraciones y hechos que apuntan a que el dictador era muy proclive a que las SS se convirtiesen en una especie de orden de caballería. Uno de sus más fieles y antiguos seguidores: Hermann Rauschning, quien escaparía del Reich antes del inicio de la Guerra, afirmó que en una ocasión Hitler le comentó:


"¿Cómo podemos evitar la degeneración de la raza? Debemos formar una compañía de iniciados, una Orden. Una Hermandad de Templarios alrededor del Santo Grial de la Sangre Pura".



Los hechos que unos párrafos más adelante comentaremos, parecen confirmar esta afirmación. ¿Pero, cómo se llegó hasta aquí? Trataremos de desgranarlo. Fueron principalmente dos sociedades, que bebían ambas de las tradiciones de las ordenes de caballería medievales, nacidas a principios del siglo XX, las que tuvieron gran influencia en la conformación de una parte importante de la iconografía e ideología nazi. Una de ellas fue la Orden de los Nuevos Templarios (ONT). Creada por Jörg von Liebenfels, sacerdote cisterciense expulsado por la orden por sus innumerables pecados carnales, su influencia, junto al otro gran ocultista: Guido von List, sería fundamental en la conformación tanto de la estructura de las SS como de la ideología de Hitler, pues fue el propio Liebenfels el que en 1915 acuñó el término de Ariosofía, el paganismo germano con reminiscencias ocultistas e influencia del misticismo rúnico que fue la base de la filosofía del partido nazi.


También debemos recordar que la orden del cister fue fundada por San Bernardo de Claraval (junto al abad Roberto de Champagne), quien había redactado la Regla de los Caballeros Templarios. Liebenfels, como monje del cister, estaba impregnado por el mito de los templarios y tras su expulsión fundaría la ONT bajo esos parámetros de orden de caballería, creando prioratos en diferentes castillos de Alemania y Austria, siendo su sede central el castillo de Werfenstein, a orillas del Danubio, donde instalaría un Museo de la Antropología Aria, la denominada Habitación Azul de los Templarios, decorándola con pinturas murales entre las que se representaba a Hugo de Payns y St Bernardo de Claraval. De hecho, fue en Werfenstein donde se izaría la primera Esvástica en el siglo XX. Pero a diferencia de la cruz gamada hindú, que gira en sentido contrario a las agujas del reloj significando la conducción al bien-estar, la enarbolada por Liebenfels giraría en sentido de las manecillas, con un significado de crecimiento inmediato que lleva a la destrucción, profético ¿verdad? 

Castillo de Werfenstein


La sexualidad impregnaba buena parte de estos nuevos ritos de la ONT, que consideraba que la Magia Sexual era una poderosa fuerza vital que podía ser canalizada y manipulada por los iniciados para alcanzar sus objetivos, por lo que en las ceremonias de esta Sociedad Secreta, el sexo con fines mágicos era primordial. 


La ideología de la ONT se difundía a través de libros, conferencias y fundamentalmente por una revista llamada Ostara, en honor a la diosa de la fertilidad del paganismo germano. La revista de tintes racistas, se editó entre 1905 y 1917, sacando entre 89 y 100 números en los que la sexualidad era un claro reclamo, mostrando en sus portadas dibujos de sensuales mujeres arias acosadas por animalescos semitas. Un joven Adolf Hitler, cuando aún estaba en Viena tratando de ser pintor, era un gran lector y coleccionista de esta publicación y sin duda, sus opiniones se vieron muy influenciadas por la ideología que Liebenfels vertía en ella y en la que proponía como solución al problema de los judíos: el enviarlos a Madagascar, encarcelarlos, utilizarlos como mano de obra esclava o directamente incinerarlos como sacrificio a los Dioses Nórdicos.



Creo que ahora el lector comprenderá mejor el por qué Hitler diseñó las SS como una pseudo orden de caballería, como una legión de iniciados que debían, al igual que los caballeros de la mesa redonda, representar lo más noble de la sociedad aria y ser los portadores y guardianes de los valores de la nueva Alemania. Es muy probable que la lectura por parte del futuro Führer de la revista Ostara, también fuera el origen de su malsana y obsesiva fijación sexual por su sobrina Geli Raubal (hija de su hermanastra), pues en la publicación de la ONT  también se vertía las ideas promulgadas por Guido von List, el otro gran ideólogo de la ariosofía, en las que afirmaba que se debía crear una nueva élite de hombres arios puros que sólo debían casarse con mujeres arias de la misma pureza. Geli encarnaba según Hitler, todas estas virtudes. Su obsesión por ella comenzó sobre 1929, cuando empezaba a ser una persona relevante de la política, por lo que dicha relación no podía hacerse pública y mantenía a la chica, de tan solo 23 años, recluida y vigilada las 24h del día. Esta vida de reclusión entre cuatro paredes, llevaría a la joven a su suicidio el 18 de septiembre de 1931.


Tras la derrota del Imperio Austro-húngaro en la I Guerra Mundial, la ONT se disolvió pero muchos de sus miembros ingresarían más tarde en las SS, ocupando puestos de relevancia e influenciando en su ideología al propio Himmler. De hecho, sería un miembro de la ONT, Theodor Czepl, quién presentaría a Himmler al ocultista que más influencia tuvo en la conformación de la mitología en el seno de las SS: Karl Maria Wiligut. Pero esto, merece todo un capítulo.


viernes, 12 de agosto de 2022

EL Proyecto Uranio: La bomba atómica de Hitler

Werner Heisenberg

Muchos hemos oído hablar del proyecto atómico de Hitler, incluso películas tan icónicas como "Los Héroes de Telemark" (basada en hechos reales), protagonizada por Kirk Douglas y Richard Harris, nos han contado parte de la historia: de como los ingleses lograron paralizar el proyecto, hundiendo los tanques de agua pesada que los nazis transportaban en un barco en el fondo de un fiordo. Quizás también sabréis sobre la polémica de si  Werner Heisenberg, el premio nobel alemán a cargo del proyecto atómico nazi, saboteó o no la creación de la bomba. La historia es mucho más compleja e increíble de lo que muchos podáis imaginar, ¿me acompañáis en este viaje?


La raíz del fracaso del proyecto atómico y yo diría que del propio nazismo, está en la misma concepción del III Reich. Hitler elaboró la estrategia política de mantener a quienes tenía por debajo de él enfrentados entre ellos como medio para él mantenerse en lo más alto del poder, ya sabéis, mientras los de abajo se peleaban entre ellos por su favor, nadie intentaría moverlo de la cancillería. Hitler promovió rencillas entre las diferentes facciones que lo apoyaban guardándose mucho de favorecer claramente a ninguna, siempre daba a todos una de cal y otra de arena. Este concepto se propagó a todos los ámbitos y la ciencia no fue una excepción, donde esta concepción del poder creó no pocas rencillas entre los mismos científicos. Este hecho fue uno de los puntos claves que hizo que el proyecto atómico alemán fracasase, el otro fue la propia raíz racista del régimen nazi, pero vayamos por partes.


Lise Meitner

Alemania estaba muy por delante del resto del mundo en cuanto a conocimiento atómico, recordemos que fueron Otto Hahn y Fritz Strassmann quienes en 1938 llevaron a cabo la primera fisión nuclear en un laboratorio. Quizás lo que muchos no sepáis es que ambos eran colaboradores de Lise Meitner y que su descubrimiento fue a raíz de una investigación sugerida por ella, que era la jefa del departamento de física nuclear del Instituto Kaiser Wilhem de Berlín. De hecho, fue Meitner (junto con su sobrino Otto Robert Frisch) quién describió y elaboró toda la teoría del proceso de fisión descubiertos en el experimento de Otto y Fritz, quienes desconocían el cómo y el porqué de la reacción. Fue el informe de Lise en la edición de febrero de Nature de 1939, el que le dio el nombre de "fisión" a la reacción nuclear, dando a los norteamericanos la posibilidad de crear su proyecto Manhattan. Pero la gran física austriaca tenía dos "handicaps", era mujer, lo que hizo que no se la reconociera, y judía, lo cual hizo que perdiera su cátedra en 1930 y tuviera que huir a Suecia en 1938. Uno no puede dejar de preguntarse qué hubiera sucedido si los brillantes físicos judíos como Meitner, Leó Szilárd (físico húngaro que convenció a los estadounidenses de la posibilidad de la Bomba Atómica), el propio Einstein o tantos otros científicos refugiados en Estados Unidos de los gobiernos tiranos de Europa como el también  húngaro Eugene Wigner no hubieran abandonado sus respectivos países. Creo que la respuesta es más que evidente, pero que sea la propia Lise Meitner la que os lo diga, en una carta escrita en 1945, la gran física se lamentaba:


«Resulta trágico que, incluso personas como Laue y Otto (Hahn), no comprendieran a qué suerte abandonaba su pasividad a su propio país.»


A pesar de haber puesto la primera piedra del desastre: La expulsión de los físicos judíos de Europa, no tengo duda de que los alemanes hubieran podido desarrollar la Bomba Atómica si la lucha de egos y de poder se hubieran dejado atrás, trabajando todos como un sólo hombre, afortunadamente para el mundo, eso no sucedió. 


La lucha de egos y el enfrentamiento entre facciones fue otro de los grandes errores del proyecto Uranio alemán. La gran figura de la física alemana: Heisenberg, director del Instituto de Física Kaiser Wilhem de Berlín, a pesar de haber determinado en 1942 que del Uranio natural se podría fabricar plutonio, material de las bombas atómicas, no veía viable poder generar la suficiente cantidad, por lo que optaba firmemente por la opción de usar las reacciones nucleares como método de obtención de energía y no como arma. Sin embargo, Kurt Diebner, el físico asociado a la División de Artillería de la Wehrmacht discrepaba: Él sí creía posible fabricar la Bomba Atómica. Las rencillas personales estaban servidas. Heisenberg, premio nobel, no podía permitir bajo ningún concepto que un físico de menor rango osara discrepar de su opinión y finalmente, aunque sólo de forma oficial, el III Reich se decantó a favor de Heisenberg, dotando a su proyecto de los fondos necesarios para que desarrollara su reactor nuclear con fines civiles de obtención de energía, desatándose una rivalidad acérrima entre Diebner y Heisenberg, los cuales no podían ni verse.

Kurt Diebner

La verdad es que en secreto, los alemanes llevaron a cabo dos proyectos atómicos en paralelo a diferencia de los estadounidenses, que aunaron todos sus esfuerzos en uno solo: El Proyecto Manhattan. El primero, con Heisenber al mando, se llevó a cabo en los sótanos de la Torre de Iluminación del instituto de física en Berlín. El segundo, a cargo de Diebner y en el que se buscaban las aplicaciones militares del uranio, se desarrolló en las instalaciones del ejército en  Gottow. Esto fue otro factor determinante en el fracaso de la investigación nuclear alemana. La masa crítica: Cantidad de Uranio radioactivo necesaria para que una reacción nuclear se produzca, era fundamental y en los años 40 el material radioactivo no estaba refinado, era muy "basto", por lo que se necesitaba bastante mineral de uranio para poder iniciar una reacción. Podéis imaginar que dividir el uranio existente en dos para aplacar el ego de Heisenberg y Diebner no fue una idea muy brillante... en efecto, los alemanes disponían de masa crítica suficiente para crear una reacción pero al dividir el material en dos ninguno de los dos experimentos tenía uranio suficiente para tener éxito. De locos.

Recreación Reactor
Heisenberg en Haigerloch


Pero la cosa no termina ahí, no creáis. El reactor de Heisenberg disponía el uranio en forma de placas, Diebner le enmendó la plana cuando comunicó al  ministro de industria Albert Speer que su modelo de rector usando el uranio en forma de cubos era más eficiente, el premio Nobel no se lo tomó nada bien y despreció el sistema de su colega, siguiendo con el suyo propio. Craso error, Diebner tenía razón, su método usaba de forma más eficiente el uranio.... Con estos enconados y furibundos dimes y diretes, los aliados se plantaron a las puertas de Alemania y los proyectos se trasladaron al sur, lejos del ejército rojo. Diebner se instaló en 1945 en Stadtlim pero ya fue incapaz de montar de nuevo su reactor, Heisenberg se instaló Haigerloch y en vista de que su "colega" Diebner había desistido solicitó que le entregaran sus cubos de uranio. ¿Qué pensáis que hizo Diebner? Como se la tenía jurada a Heisenberg, demoró todo lo posible su entrega, no iba a permitir que su enemigo  se llevara la gloria de ser el primero en crear una reacción atómica.


Sí, aunque resulte increíble, esa pelea quizás salvó a Londres de ser la primera ciudad en ser destruida por una detonación atómica. Heisenberg al recibir los cubos, vio que Diebner tenía razón y los mejoró aún más haciendo una hendidura en los mismos para poder colgarlos a una distancia determinada muy estudiada, el reactor se volvió infinitamente más eficiente, pero el día en el que iban a ponerlo en marcha para obtener plutonio, el ejército de Paton bombardeo Haigerloch, los alemanes desistieron, desmontaron los laboratorios y escondieron todo el material en las cercanías, los estadounidenses lo encontrarían finalmente. Sin esas rencillas, incluso al final de la guerra, los nazis estuvieron a tiempo de fabricar al menos una bomba, pero afortunadamente sus peleas internas lo evitaron.


Fabrica de Agua pesada Vermork, en Rjukan, Telemark, Noruega

Pero los despropósitos no acaban aquí. No, aún no han terminado. El más grande de los errores fue decidir que se usaría agua pesada como moderador de la reacción nuclear en vez de grafito, material por el que se decantaron en el proyecto atómico estadounidense. Esa mala decisión fue debida a que los alemanes llevaron a cabo la reacción con grafito impuro y como era de esperar, el experimento resultó fallido. Los grandes físicos despreciaron al científico que seguía insistiendo en el grafito y optaron definitivamente por el agua pesada, que era mucho más difícil de producir. De hecho, en Europa, sólo la fábrica de Vemork en Noruega la producía, con la invasión nazi del país nórdico solucionaron el problema. Pero de nuevo, algo absolutamente inverosímil volvió a suceder. Para fabricar agua pesada habían tres métodos, el más caro costaba 2 marcos el gramo y el más barato 50 pfennigs, evidentemente la pureza no era la misma en un método que en los otros... ¿Cuál pensáis que eligieron? En efecto, el más barato. Con agua pesada del 93% de pureza, que es lo que compraron, es muy difícil llevar a cabo una reacción nuclear por lo que, aunque los británicos no hubieran hundido el famoso barco que transportaba el agua pesada y que tan bien se narra en la película "Los Héroes de Telemark", los alemanes hubieran tenido muy complicado llevar a buen término una reacción nuclear por muchos cubos de uranio que hubieran fabricado. Sólo quizás en Haigerloch hubieran tenido éxito y hubieran conseguido fabricar una bomba.


Farm Hall

Lo más chocante de todo es que los alemanes, si hubieran aplicado la máxima de la Cábala judía: "Sólo con la unión de mentes brillantes con ideas diferentes pero exentas de ego y prejuicios, se es capaz de alcanzar sabiduría más allá de lo que la mente más brillante puede conseguir sólo por sí misma", hubieran tenido la bomba mucho antes que Estados Unidos y hubieran ganado fácilmente la guerra. Los propios científicos alemanes fueron conscientes de ello cuando, ya presos y retenidos tras la guerra en Farm Hall en Inglaterra con el fin de espiarlos y saber hasta donde habían llegado en las investigaciones atómicas, escucharon la noticia de Hiroshima, todos admitieron que si hubieran trabajado como un equipo lo hubieran logrado. El propio Heisenberg en las escuchas grabadas en su cárcel de oro parecía decepcionado, aunque no era partidario de los nazis, no hizo nada cuando se persiguió a sus colegas judíos y tras escuchar las conversaciones, no tengo duda de que si hubiera podido hubiera desarrollado la bomba atómica, no por ayudar a Hitler, eso no le importaba, si no por el ego de ser el primero en conseguir un reactor nuclear.


viernes, 22 de julio de 2022

Novedades sobre la conciencia Cuántica


Ya sabéis que uno de los grandes misterios por resolver por parte de la ciencia, es determinar donde se encuentra o como funciona la conciencia. Oiréis que los científicos aseguran que está alojada en el cerebro pero nadie os dirá dónde ni la forma en la que se guarda. ¿Es en el interior de las neuronas? ¿Hay alguna proteína que lo codifica? ¿Cómo es el mecanismo de extracción de los recuerdos? Además, ahora sabemos que también existen neuronas en el corazón (sobre 40.000) y en el estómago (unos 100 millones), con lo que cobra sentido aquellos dichos populares de pensar con el estómago o con el corazón. ¿También se guardan allí recuerdos? ¿Hay procesos cognitivos en las neuronas estomacales? Nadie os sabrá responder.


Si habéis leído artículos míos anteriores sobre la conciencia, sabréis que me alineo con el Dr. Stuart Hameroff y el físico de Oxford Roger Penrose y su teoría de que la conciencia y los recuerdos se guardan en forma de energía cuántica, siendo los microtúbulos que unen las neuronas los que permiten transformar los impulsos eléctricos en forma de fotones de luz en qubits (bits quánticos de información). Es decir, nuestro cerebro sería un ordenador cuántico biológico. No puedo afirmar que esto sea así, pero de todas las opciones existentes, esta es la que más me encaja, pues ahora sabemos que sólo los ordenadores cuánticos serán capaces de igualar las capacidades de nuestro cerebro, un funcionamiento cuántico de la conciencia daría solución a muchos de esos fenómenos que llamamos paranormales e incluso podríamos explicar la vida tras la muerte, pues si nuestra conciencia es energía y uno de los principios fundamentales de la termodinámica nos dice que la energía ni se crea ni se destruye, al morir nuestro cuerpo moriría pero nuestra esencia, al ser energía, perduraría.



Ha habido novedades respecto a esta teoría cuántica como forma de existencia de la conciencia, y parece que cada vez la ciencia va confirmando poco a poco que puede ser la correcta. El primer hecho que en estos últimos meses me llamó la atención vino del reino animal. Sabéis que hay muchos estudios sobre como las aves son capaces de detectar los campos magnéticos terrestres para poder guiarse por ellos en sus increíbles migraciones de miles de kilómetros. Se sabía que ciertos átomos de hierro en su cerebro podrían ser la clave. Pues bien, un estudio conjunto de las Universidades de Oldenburg (Alemania) y Cambridge 
liderado por el biólogo Henrik Mouritsen, ha demostrado que las aves poseen en los ojos unas proteínas llamadas criptocromos que son  fotorreceptoras de luz y que reaccionan con el magnetismo de la Tierra, creando unas sustancias químicas que actúan como señalización. Pero lo más novedoso del estudio, ha sido demostrar como los electrones de los átomos de esas sustancias químicas están entrelazados cuánticamente y como el magnetismo de la Tierra altera ese entrelazamiento cuántico, que es la unión entre dos partículas que hace que la alteración de una afecte a la otra independientemente del espacio y del tiempo, permitiendo así a los pájaros orientarse. Es decir, el proceso de orientación de las aves es un proceso energético cuántico soportado en una molécula física. 


Este estudio demuestra que la teoría de una conciencia de tipo cuántico sustentada en una base biológica no es para nada descabellada, pues ahora ya tenemos la certeza de que es un proceso real y que se da en la naturaleza. Uno no puede dejar de pensar que nuestro mecanismo de pensamiento está basado en el entrelazamiento cuántico, eso explicaría el por qué se producen estados de conciencia alterados en ciertos lugares con fuerte magnetismo: Al igual que las aves, esa conexión cuántica se vería alterada por corrientes electromagnéticas provocadas por ríos subterráneos de agua, grandes depósitos de hierro o minerales... 

 


Bien, pues hay un segundo estudio, esta vez a cargo del profesor Cai Shen del Instituto de Tecnología e Ingeniería de Materiales de Ningbo, en China, en los que, estudiando el Parkinson, ha descubierto la existencia de mecanismos cuánticos en estructuras de ferritina, proteína que forma parte de neuronas críticas para los movimientos voluntarios conscientes y de los procesos cognitivos, por lo que, al menos determinadas facultades mentales humanas tienen un sustrato cuántico.  Hasta ahora se sabía que procesos cuánticos podían estar implicados en la mutación del ADN y en sentidos como el olfato, la visión o la ya mencionada orientación de los animales. Pero esta investigación nos lleva mucho más allá, parece demostrar que procesos cuánticos como el efecto túnel o el entrelazamiento cuántico de partículas que mencioné con anterioridad, pueden estar produciéndose en procesos biológicos como la conciencia, revelándose el universo cuántico cómo básico en los mecanismos de la vida.


La ferritina es clave en todos estos mecanismos. No sólo sería la principal proteína almacenadora, transportadora y liberadora de hierro, si no que sería la causante de provocar el efecto túnel mediante el cual un electrón superaría una barrera infranqueable: se comportaría como una onda en vez de como una partícula. Este movimiento cuántico de los electrones en la superficie de la asombrosa ferritina, podría hacer que la proteína se convirtiera en conductor o aislante cuántico de electrones y ese sería el mecanismo por el cual nuestro cerebro tomaría decisiones, almacenaría los recuerdos y albergaría la conciencia en forma de energía cuántica.



Las implicaciones son enormes, no sólo para el conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro, sino también sobre otros fenómenos extraños, incluido el gran misterio de si existe o no vida más allá de la muerte. Una conciencia cuántica en forma de energía no moriría con nuestro cuerpo físico, explicaría porque los gemelos parecen estar interconectados, o ese sexto sentido cuasi mágico que tienen las madres para saber lo que les pasa a sus hijos... es que quizás estén en verdad entrelazados cuánticamente por el nacimiento y compartan información inconscientemente. O porque en ciertos lugares los sensores de movimiento saltan sin que aparentemente haya nadie, si seguimos aquí en forma de energía cuántica, esta puede interferir con el electromagnetismo de los medidores. Desde luego es fascinante y estoy convencido que esta línea de investigación nos mostrará más pronto que tarde nuestra propia naturaleza.


Quién esté más interesado en el artículo del profesor Cai Shen, os dejo el enlace a la publicación científica de su estudio:


Indication of Strongly Correlated Electron Transport and Mott Insulator in Disordered Multilayer Ferritin Structures (DMFS). Christopher Rourk et al. Materials 2021, 14(16), 4527. DOI:https://doi.org/10.3390/ma14164527


https://feeds.feedburner.com/jltarazona

domingo, 3 de julio de 2022

Abismo: las armas secretas de Hitler


Os dejo los enlaces a la tertulia en el programa de Radio Aragón: Abismo, bajo la dirección de Nacho Navarro Gil, con la inmejorable compañía  de Jaime Arenas y Luis Tobajas. En el hablamos de los sorprendentes submarinos gigantes de Hitler, debatimos sobre la posible existencia una base nazi en la Antártida, de la influencia de las sociedades esotéricas en el desarrollo de las Wunderwaffen, las armas maravillosas y por supuesto de la tecnología inverosímil de Die Glocke y los Haunebu.



Podéis ver el programa emitido en vivo por el canal de youtube de Abismo: 



https://youtu.be/uVtCrkiPiDI


O si lo preferís, descargaros el programa en Ivoox:


https://go.ivoox.com/rf/89270755


¡Seguro que os gustará y descubriréis hechos sorprendentes sobre la II Guerra Mundial!