.comment-body { background: #FFFFFF; color: #000000; }

sábado, 22 de agosto de 2015

Las líneas de Nazca. Parte II

La semana pasada vimos cómo hay muchos interrogantes por resolver en Nazca y que es muy probable que el sitio arqueológico no se pueda contemplar como un todo único si no como varios restos superpuestos en el tiempo.
 
La explicación, desde mi punto de vista demasiado simplista, de que son meros caminos rituales no puede sostenerse al ver el diseño global de las líneas y comprobar que hay patrones muy definidos de diseño que cuadrarían más con la idea de un gigantesco mapa estelar plasmado sobre el desierto peruano.
 
 
En el dibujo podéis ver de forma muy clara esos esquemas en los que se aprecian al menos ocho puntos muy claros desde los que parten las líneas de forma radial. Sin nada en lo que apoyarme y por mera especulación, diría que el centro de esas "estrellas" parecen lugares idóneos de observación y las líneas unos magníficos indicadores de posicionamiento de las estrellas en el horizonte. Muchos argumentan que solo sirven si se ven desde el cielo y no tiene por qué ser así.
 
Imaginaros que sois un sacerdote de Nazca del siglo I,  la noche es clara y estrellada, con millones de luces en el cielo, no solo las cuatro estrellas que la contaminación lumínica nos deja ver en la noche urbanita. Para vosotros sería de gran utilidad, casi mágico, encontrar la estrella que necesitáis con solo con seguir la línea dibujada en el suelo y levantar la cabeza cuando esta ya se pierde en el horizonte. Y aún más si esas estrellas aparecen allí solo en fechas determinadas. En aquel tiempo, determinar las fechas, solsticios... y controlar el tiempo sería vital para vuestra supervivencia en un lugar tan inhóspito.
 
Yo descarto que sean simples caminos, al menos la gran mayor parte de las líneas, pues alguna de ellas sí parecen unir esos "puntos de observación" por los que me imagino a los astrónomos nasqueños yendo de uno a otro sin dañar o hacer líneas no deseadas sobre este tapiz a modo de calendario estelar. Los dibujos de animales que a todas luces son posteriores, pues en algunos casos están estampados sobre las líneas, deben de ser el siguiente paso lógico evolutivo del conjunto astronómico:  La representación de esas constelaciones  a las que apuntan las líneas.
 
Además existe un glifo muy diferente a los que hemos visto hasta ahora y cuyo diseño implica conocimientos matemáticos avanzados que encajarían con una civilización capaz de dibujar semejante lienzo, es el denominado Mándala, por su más que evidente coincidencia con las figuras sagradas tibetanas:
 

 
 

 
 
 
 
 
Es cierto que su ejecución y diseño no son perfectos, no es de la desconcertante precisión matemática de los círculos de las cosechas donde las cotas de altura parecen haber sido consideradas para que su imagen desde el cielo sea perfecta y no se distorsione como parece este caso. Pero es innegable su implicación matemática que para nuestra desgracia aún no ha sido descifrada, pero nos sirve para revelar el grado de conocimientos técnicos de las gentes que lo realizaron.
 
Otro de los puntos controvertidos y con el que discrepo respecto a la versión oficial, es su antigüedad. Se nos dice que las líneas son de entre el siglo I y el VI d.c y que ha sido así determinado por el carbono-14. Dicha afirmación es cuanto menos inexacta. Todos sabemos que la piedra no puede ser datada y la fecha que facilita la arqueología es en base a los restos orgánicos encontrados de los asentamientos alrededor de Nazca, no de las líneas en sí. En verdad nadie sabe la antigüedad de las líneas.
 
Os pondré un ejemplo para dejarlo claro: Os vais hoy 2015 a una montaña deshabitada y hacéis un dibujo sobre una piedra, en 2.500 alguien construye una caseta en la zona y en 3.100 unos arqueólogos descubren los restos de la construcción y vuestro dibujo y determinan que vuestro dibujo es del 2.500 por los restos de la casa y no del 2.015 que es la fecha real.
 
Sabemos que las líneas no parecen coincidir con ningún posicionamiento estelar desde el 7.000 a.c hasta nuestros días pero tengo la intuición y convicción de que si nos remontamos más hacia atrás descubriremos la coincidencia no encontrada con los cielos alrededor del 10.000 a.c y entonces podremos saber la edad verdadera de Nazca, pues sin duda es un calendario estelar. Pero he de ser sincero, esa es sólo una hipótesis.
 
Las teorías más "radicales" indican que Nazca era una especie de aeropuerto intergaláctico extraterrestre y que los triángulos y trapezoides eran sus pistas de aterrizaje. De la existencia o no de los OVNI's y aliens hablaré más adelante, pero aunque no creáis en ellos aceptad la mayor, imaginemos que los ET's llegaron a la Tierra. ¿Para qué iban a necesitar pistas de aterrizaje? ¿Acaso es pensable que las formas de vuelo de esas civilizaciones se parezcan en algo a las nuestras? Si han navegado por el espacio deben tener sin género de duda capacidad de manipular la gravedad, sus aeronaves deben ser anti-gravitatorias y por tanto poder aterrizar/despegar en un palmo de tierra. Es un sin sentido.

 
 
 
 
Es cierto que a nuestros ojos lo parecen y por sus dimensiones podrían serlo: algunos triángulos miden 9,5 Km, pero también lo es que podrían tener cualquier significado. Algunas de ellas están situadas junto a los que denomino puntos de observación, quizás tuviesen su papel en el esquema o fueran los lugares donde reunirse, descansar o vaya usted a saber durante los periodos de observación. Unas no tienen sentido como "aeropuertos" por su diseño triangular y prolongaciones o caminos que salen de ellos:


 


 


 
y otros que el dibujo triangular pasa por encima de montañas e incluso valles (como si los hubieran estampado), otras se cruzan entre sí de forma caótica, otras con sentido. En definitiva no hay patrón alguno y por tanto es absurdo pensar que puedan ser "pistas de aterrizaje".
 
 

 
 
 
 
Además, donde muchos ven pistas de aterrizaje yo veo el plano de una ciudad o de un asentamiento, donde el trapezoide o el triángulo parecen hacer las veces de "Calle Mayor":
 
 
 


 
¿Y dónde está el misterio? - os habréis quedado decepcionados algunos, no os precipitéis, aún no hemos hablado de lo más desconcertante de Nazca.
 
A medida que me he ido introduciendo en los misterios de Nazca y fui leyendo todo tipo de posturas (oficiales y no) personalmente lo que me desconcierta de este lugar es si realmente fue diseñado en las fechas y por la civilización que nos indica la arqueología oficial. Tengo la sensación de que las líneas, junto al Mandala pertenecen a una época muy remota y a una civilización anterior a la de Nazca, quienes si deben ser los responsables de las figuras de animales y "seres" completando el enorme "mapa estelar" sobre Perú. ¿En qué te basas? - os intrigará.
 
Bien, hasta ahora hemos visto que nada de lo que hay en Nazca indica que una civilización precolombina no pudiera haberlo realizado (con mayor o menor esfuerzo, voluntad y tiempo)... salvo una excepción: La denominada "picadura de viruela" y el monte Palpa. Vayamos a la primera.

La denominada "picadura de viruela" se sale de la lógica de las líneas y del resto de figuras que podemos ver en Nazca.



Este desconcertante ¿dibujo?, situada en las inmediaciones de Cajamarquilla, a 160 km de Nazca, sigue la dirección Norte-Sur a lo largo de tres kilómetros sin importarle en apariencia obstáculo alguno como se observa en la imagen. En el interior de algunos de estos hoyos se encontraron momias y la arqueología se apresuró a catalogar este enigma como un simple cementerio.  Una simplificación burda, pues solo unos pocos de los 5.200 que lo componen contenían en su interior restos humanos.  

La lógica indica que los indígenas no los crearon, si no que los reutilizaron pues de algún modo lo consideraron sagrado. Decidme si pensáis lo contrario, qué sentido tiene hacer un cementerio de esta índole, por qué excavar tumbas en laderas escarpadas y colinas cuando como podéis ver en la foto, hay lugares llanos donde realizarlos. Yo no se lo veo. Para más desconcierto las hileras siempre son de 8 agujeros, patrón que se repite sin excepción a lo largo de su recorrido y por si no fuera suficiente la distancia entre cada uno de ellos es siempre la misma. Es como si los hubiese realizado una máquina realizando algún tipo de prospección. Yo os he de confesar que no tengo explicación lógica alguna, algunos apuntan a que sea la figura de una gigantesca serpiente donde los agujeros representarían sus escamas... quién sabe.

El Monte Palpa es igual de desconcertante, pero antes de empezar me gustaría que vierais con atención y reflexionarais sobre las siguientes imágenes:



 






 
 
 

 
Es más que evidente que varios montes de Palpa han sido literalmente allanados, sus cimas cortadas en una tarea de agromensura colosal. Para que os hagáis una idea del trabajo que supone, realizar el trabajo de la cuarta foto (abajo a la derecha) hoy en día, con nuestra tecnología, implicaría un trabajo de veinte a treinta años a base de explosiones, maquinaria muy pesada y muchísimo personal cualificado. Y este inmenso trabajo ¿para qué? ¿Para dibujar unos grafitis que podrían haber hecho en el valle? Es un sin sentido.
 
Se podría pensar que con siglos y siglos de trabajo y esfuerzo lo podrían haber logrado, sí, pero no es tan fácil... No existen caminos hasta la cima, simplemente no los hay, el terreno sigue virgen y sin mácula alguna en las laderas. ¿Bajaron millones de toneladas de roca y tierra cargando capazos a la espalda y triscando como cabras por laderas escarpadas? ¿Por qué no hacer caminos? Y es más, ¿dónde está esa tierra y los desperdicios de la excavación? Pues no hay resto alguno, nada, ni un solo escombro.
 
Solo una respuesta racional me entra en la cabeza. De algún modo disolvieron la roca, algo que ya os sonará si habéis leído los artículos de las pirámides de Giza y las leyendas de cómo los incas construyeron Machu Pichu. De nuevo esta prueba parece apuntar a que una civilización humana avanzada, en tiempos muy remotos llegó a las tierras de Nazca y realizó dichas líneas.

Quizás se pueda pensar que es muy osado afirmar tal cosa por un monte aplanado por muy desconcertante que sea, pero os olvidáis de otro hecho. Como comenté la semana pasada, está confirmado que la cultura de Paracas participó en la construcción de Nazca, algo lógico pues ambas ciudades son vecinas. En el museo de Paracas podéis ver sus famosas calaveras, de las cuales ya he hablado en otra ocasión. Éstas, humanas y no alienígenas como afirman algunos, por su genética y morfología (no presentan en su cráneo sutura parietal o la existencia en muchas de ellas de dos pequeños orificios naturales en su nuca) parecen pertenecer a una nueva especie  humana desconocida y que según indican los marcadores genéticos, proveniente de Escandinavia. ¿Qué hacían nórdicos en el Perú en el siglo I? ¿Cuándo llegaron? ¿Cómo? Parecen una prueba más que en tiempos muy remotos la humanidad poseía la tecnología suficiente para viajar por todo el planeta y quizás crear las maravillas sin explicación que lo pueblan.
 
El misterio de Nazca está lejos de ser resuelto como se afirma y aún a pesar de que muchos de sus enigmas tienen explicación, sigue desafiándonos con algunos interrogantes de gran envergadura, aunque no sean los que algunos esperaban.
 

2 comentarios :

  1. mUY INTERESNTE SU INFORMACION TAMBIEN LO VI EN hISTORI CHANEL - gIORGIO tzOCALUS SI MAL NO ME EQUIVOCO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un tema apasionante que cuanto más investigas más te atrapa :)

      Eliminar